La procesión del santo entierro se celebró con normalidad

Torrent celebró con normalidad la procesión general del Santo Entierro. La suspensión del año pasado y el buen tiempo después de una semana de lluvias hizo que más de dos mil cofrades participaran este año de la procesión más importante de la Semana Santa torrentina. Miles de torrentinos salieron a la calle para presenciar los más de veinte pasos y tallas, algunos con casi cien años de historia. También la crisis hizo también que muchos torrentinos hicieran promesa este año detrás de las imágenes.

Con el cielo estrellado y luciendo la luna llena comenzaron a salir los pasos desde el Museo de la Semana Santa en Poble Nou. El primero en hacerlo fue la Santa Cena que al poco tiempo llegaba a la bajada del antiguo Convento repleta de gente para presenciar la procesión. La bajada hasta la Torre fue el lugar con más espectadores del recorrido que se llenó de sillas y mantas para taparse del frío de la noche.

Como es habitual, las hermandades de Cristo de Medinacelli, el Santo Entierro y Virgen de la Soledad fueron las más seguidas por los fieles que hacían alguna promesa. En el recorrido también se pudieron ver tallas muy valiosas y de gran valor como el Cristo de las Siete Palabras o el Cristo de la Buena Muerte. En el camino también se cantaron saetas en la calle Santo Tomás que emocionaron a los cofrades y costaleros del Cristo de Medinacelli.

La noche acabó con el paso del Santo Sepulcro portado a hombros por 48 costaleros con el Cristo y, retrasados más de cincuenta metros detrás, la Virgen de los Dolores seguido de la curia y parte de corporación municipal, encabezada por la alcaldesa de Torrent, Amparo Folgado, acompañada por la consejera de Educación de la Generalitat Valenciana, María José Catalá. También estuvieron presente todos los concejales populares, el portavoz socialista, Andrés Campos, y parte de sus concejales. No estuvo presente el portavoz de Compromís ni nadie de su grupo municipal.

 

via la opinion

Compartir: facebooktwitter

Paraguas y plásticos en el Jueves Santo

Otra vez la lluvia empañó las procesiones del Jueves Santo. Cuando aún muchos tienen todavía en la memoria el agua que cayó el jueves Santo del año pasado, otra vez las inclemencias del tiempo han alterado los traslados que, a pesar de la lluvia, esta vez salieron a la calle. Si el miércoles se optó por la precaución, el jueves se retó a la meteorología. Los primeros en salir fueron sorprendidos por una intensa lluvia que obligó a cubrir con plásticos las imágenes del Nazareno y el Santo Entierro. Con paraguas los torrentinos se conformaban con la imagen traslúcida de todos los pasos salvo la Virgen de Los dolores, que pudo mostrar su cara gracias al palio.

Leer más

Compartir: facebooktwitter

La amenaza de lluvia obliga a anular las procesiones del Miércoles Santo

Una a una han ido suspendiéndose las procesiones del Miércoles Santo. Poco antes de las nueve de la noche, La Santa Faz anunciaba que no salía tampoco este año el Encuentro de la Verónica, uno de los tres encuentros de la Semana Santa Torrentina, y también una de las procesiones más multitudinarias. Los 23 litros de lluvia caídos en la ciudad hasta pasadas las ocho de la tarde y la previsión de más agua en las próximas horas ha acabado por deslucir la noche. Sobre las diez de la noche, y a pesar de que ya no llovía, se anulaba también la última procesión del Prendimiento que debía iniciarse pasadas las 00:15 horas.

Suspendida por última vez hace siete años
Según fuentes de la Santa Faz la última vez que se suspendió el Encuentro de la Verónica fue en el año 2005. Los de la “Ceba” comunicaban a sus cofrades la difícil solución a través de la redes sociales, un instrumento que se ha propagado con rapidez y que ha permitido poner en conocimiento de todas las hermandades las decisiones de última hora sobre el tiempo. Leer más

Compartir: facebooktwitter

La lluvia y el perdón los protagonistas del Martes santo

Se dejó ver durante unos minutos, pero no consiguió aguar los traslados.

Aunque la lluvia hizo acto de presencia sobre las 22:15 horas de la noche, los traslados de las diferentes hermandades pudieron salir a la calle la noche del Martes Santo. A las 21:30 horas la hermandad del Ecce-Homo salía de la parroquia de San Luís Bertrán para recorrer las calles de la ciudad con su ejército de romanos. La lluvia obligó a mitad de la calle de Ramón y Cajal a cubrir el paso con un plástico ante la repentina lluvia que cayó durante pocos minutos. El traslado del Cristo de la Buena Muerte también sufrió la inestabilidad que está siendo protagonista esta Semana Santa pero finalizó sin mayores problemas.

Los que sí retrasaron durante unos minutos el inicio de su procesión fue la hermandad de la Flagelación del Señor. Prevista apra las 22:15 salieron minutos más tarde cuando finalizó el chaparrón de la pasada noche. La procesión de las Siete Palabras y el acto procesional de los Siete Dolores de la Virgen pudieron salir a la calle a pesar de que en un principio, la hermandad de la Virgen de los Dolores decidió no procesionar. Leer más

Compartir: facebooktwitter

1 12 13 14 15 16